Marcos mentales (6): Los bits no son libres

Los juegos de palabras no son gratuitos. Ni, por lo general, inocentes. Las palabras se usan para construir, activar y propagar “marcos mentales”, las estructuras mentales que “permiten a los humanos comprender la realidad – y en ocasiones crear lo que tomamos por realidad” (G. Lakoff).

Tomemos, por ejemplo, una aseveración defendida por algunos “ilustrados-TIC“:

Los bits son entes libres. Fluyen por doquiera, se mueven, se envían, cambian de mano, de formato, de soporte, de identidad. Se comprimen, se descomprimen, se duplican, se copian, se alteran, se mezclan con toda facilidad. Nada ni nadie puede o podrá impedirlo. [...] Son bits, y el moverse libres forma parte de su naturaleza“.

Una expresión de este tipo, ¿define una realidad?

house-elf.jpg

Me parece evidente que no; que se trata de un abuso de lenguaje para forzar una causa (ver el artículo original). Aunque sea, y eso es lo que me parece peligroso, deformando el concepto de libertad. Torciéndolo, como también denuncia Lakoff en una de sus obras (“Whose freedom?“), al servicio de intereses específicos; quizá defendibles, pero en todo caso parciales.

¿Qué ocurre si partimos de una afirmación similar, que entiendo sería plenamente objetiva?:

Los fluidos como el agua son libres. Fluyen por doquiera, se mueven, se envían, cambian de mano, de forma, de soporte. Se mezclan con facilidad. Son fluidos, y el moverse libres forma parte de su naturaleza“.

Si se acepta, la conclusión emergente sería que

Los bits no son libres, son fluidos.

Mezclemos libertad con agua y tenemos un debate político, una mezcla explosiva. Ciudado, pues con las palabras.

Los bits adquieren la libertad de quien los crea, envía o manipula. (Como los elfos de los cuentos de Harry Potter, no tienen más remedio que obedecer a sus amos).

A la inversa. Se habrán de imponer a los bits los límites que socialmente se convenga en imponer a las libertades. Una cuestión a debatir, demasiado importante para dejarla en manos de los “ilustrados-TIC”, por mucho que sepan de bits en abstracto.

No me resisto, por cierto, a apostillar que la “fluidez de los bits” es un elemento de conexión entre las tecnologías y las redes, de una parte, y la sociedad líquida que describe Zygmunt Bauman. Defender a ultranza la fluidez de los bits y lamentar la liquidez de la sociedad lleva enseguida a contradicciones severas.

Lo cual significa, de pasada, que si nos gustan los bits pero nos incomoda el estado actual de liquidez de la sociedad habremos de ser capaces de construir “marcos mentales” apropiados. Proyectos con un cierto grado de solidez basados en bits y redes.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

About these ads

1 Comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

Una respuesta a “Marcos mentales (6): Los bits no son libres

  1. Pingback: ¿De quién son los contenidos en Facebook? « ruizdequerol

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s